EDUBÓTICA

Design Thinking para identificar y definir retos y proponer soluciones

comunicaciones
24.06.20 09:58 AM Comentario(s)

Por: Álvaro Posada Tamayo

Director

Edubótica

Las instituciones educativas se enfrentan a múltiples retos diariamente, los profesores requieren de nuevas herramientas y perspectivas para responder a los mismos. Design Thinking es una de estas, la cual puede ser implementada con facilidad, mediante capacitaciones activas sencillas, es precisamente la versatilidad de esta herramienta la que la convierte en un modelo ideal para desarrollar la identificación de retos y el desarrollo de procesos que den paso a posibles soluciones.

Un gran desafío en educación: Alfabetizar a los docentes en el uso de tecnología y las nuevas metodologías

Integrar en el medio educativo metodologías orientadas a la resolución de retos es fundamental para dar inicio a procesos de cambio que apunten al mejoramiento progresivo de la calidad de la educación. El Diseño del Pensamiento (Design Thinking) es una metodología que expresa la forma en que piensan los diseñadores, aplicada sistemáticamente a los procesos de creación e innovación y a la solución de problemas complejos.


Es en términos simples, una forma de pensar y la vez una herramienta eficaz en la toma de decisiones al momento de enfrentar retos complejos. Los principios básicos de esta herramienta se basan en cinco fases: Empatizar/ Definir/ Idear/ Prototipar y Probar.

1. Empatizar: 

El docente puede evidenciar una necesidad en su quehacer pedagógico o en su entorno educativo, la identificación inicial del reto le facilitará dar comienzo a una búsqueda globalizada de posibles soluciones existentes que puedan ser implementadas en su entorno local.


2. Definir

La existencia de soluciones a los retos no implica que estas puedan ser implementadas en forma inmediata, es necesario revisar múltiples elementos que faciliten su adecuación al entorno local del maestro.


3. Idear: 

Desarrollar herramientas que cumplan con requisitos mínimos de implementación, buscar apoyos externos (identificación de actores y recursos) son elementos claves en la creación de prototipos funcionales que den respuesta a los retos planteados.


4. Prototipar: 

La puesta a prueba de los productos creados (prototipos) permitirá validar su uso y aplicación en la solución del reto inicialmente planteado.


5. Implementar: 

Finalizar con un producto no es necesariamente el término de un proceso, los aprendizajes logrados permiten la readecuación del producto, así como la creación de nuevos procesos que den respuesta a otros retos.

El desarrollo orgánico aplicado a la solución de problemáticas representado por Design Thinking lo convierte en una estrategia ideal para complementar metodologías ágiles aplicadas al entorno educativo, permitiendo un empalme discreto que facilita a los docentes su puesta en práctica e iteración en los establecimientos educativos.